Educación sexual para combatir el porno

Con la llegada del internet se ha facilitado también de forma muy notable el consumo de pornografía en webs como serviporno, llegando incluso a menores de edad que no han recibido la educación adecuada para afrontar ese tipo de contenidos. Desvirtuando la realidad y haciéndole creer que un modelo de relación de desigualdad en el cual la mujer es vista solo como un objeto sexual es sexo real.

Según estudios realizados por el Instituto Aragonés de la Juventud, el 30% de los adolecentes entre los 12 y 18 años de edad han visitado Serviporno o alguna pagina de contenido adulto al menos una vez, donde el 9% de estos reconocen que lo hacen de forma habitual.

¿De donde aprender?

Es bastante justo pensar que si los jóvenes recurren al porno es entonces porque no saben de que forma aprender sobre este tema. Por ello el problema radica en la inmensa falta de educación sexual en las escuelas, impidiéndole a los jóvenes desarrollarse de forma adecuada sexual y emocionalmente.

La educación sexual en las escuelas no debe basarse en biología y la estructura de los órganos, debiera ir mucho más allá, apartar los tabúes y dedicar una materia a aprender más sobre nosotros mismos.

¿Soy padre, como puedo ayudarle?

Esta claro que no todo puede quedar en el colegio, desde casa también hay que saber educar a nuestros chicos respecto a estos temas. Hay que hablar con ellos sobre el tema y enseñarles a separar las expectativas irreales que provocan estas paginas porno y educarlos para establecer relaciones fuertes llenas de respeto. Prohibir el consumo de este entretenimiento no es el camino adecuado, recuerda que lo prohibido siempre es más tentador!

Cuando surja el momento es bueno hablar con ellos y pasar todo el conocimiento que nosotros tenemos al respecto. Si siempre hemos tenido una relación fluida con nuestros chicos será mucho más fácil llevar esta conversación y unir nuestros consejos con los temas que más le atraen.