La relación entre Cataluña y Cuba viene de hace muchísimo tiempo, no en vano hay una gran comunidad catalana en la isla caribeña y se pueden detectar con facilidad apellidos de origen catalán en la población que reside tanto en La Habana como en otras ciudades del país centroamericano, y es que las relaciones comerciales entre ambos lugares fueron prósperas en el pasado, incluso ahora existen.

No es extraño, pues, que también en Cataluña haya elementos pertenecientes a la cultura cubana, uno de ellos las famosas habaneras que se cantan en Calella de Palafrugell desde 1966, pero… ¿qué hay de bailar salsa en barcelona? Por supuesto, en la capital catalana encontramos muestras de cultura cubana, a pesar de que la población cubana de Barcelona no supera unos cientos de personas que, eso sí, dejan su huella.

¡Viva la música!

Sin lugar a dudas, uno de los elementos culturales cubanos más reconocibles en todo el mundo es la música, y en cuanto al baile por supuesto la salsa, que está bien representada en Barcelona con locales en los que se puede bailar según sus normas.

Basada en el son montuno, la guaracha y las características de la sala original propia de los países latinoamericanos, la salsa cubana se identifica rápidamente por rasgos típicos como el ininterrumpido agarre entre los dos miembros de la pareja y sus movimientos alrededor de un punto central. No es fácil dominar esta disciplina, y frecuentemente surgen dificultades cuando las dos personas que bailan están acostumbradas a distintos tipos de salsa, pero para un cubano o un enamorado de su cultura no hay otra forma de bailar la salsa que se inventó en Cuba, tanto en la calle como en los llamados “casinos”.

Para los interesados en esta muestra de la cultura cubana, en Barcelona hay varios locales donde se enseña a bailar salsa al estilo cubano, pero también “salsotecas” emblemáticas como Agua de Luna, en la calle Viladomat, la discoteca Antilla en la calle Aragó o el restaurante Habana Barcelona, en el paseo Joan de Borbó, que lo tiene todo: después de cenar lo mejor de la gastronomía cubana aquello se transforma en una discoteca y se puede bailar salsa, además de que también se enseña.

Y para aquellos amantes de todo lo cubano que vivan fuera de la capital catalana están a su disposición la sala Cel, en Badalona, seguramente la mayor en superficie para bailar salsa en la provincia de Barcelona, o El Maniserio de la Salsa, en Sabadell.

Pero la cultura cubana no está representada en Barcelona solo por la salsa. También se celebran todo tipo de actividades promovidas por las asociaciones cubanas o el propio ayuntamiento barcelonés, como talleres de cocina, muestras de cine del país, conciertos de música, presentaciones de libros y en definitiva todo aquello que conforma la rica cultura de este país insular, mezcla de influencias americanas, europeas y africanas que le han dado su carácter tan destacado, y que sus habitantes han traído consigo al venir a Barcelona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *