Vivimos en una era globalizada. Internet está al alcance de todos y las buenas y malas costumbres se difunden alrededor del planeta de forma rápida. Los valores y anti valores pueden ser absorbidos por los infantes y ante ello nos preguntamos si los jóvenes de hoy en día están mejor o peor educados que la generación pasada.

Lo cierto es que muchas veces los adultos contemporáneos critican las maneras de socializar que tienen los jóvenes de ahora, quienes creen en el sexo libre, las amistades sin respeto y pasajeras. Pero la verdad es que los buenos valores se mantienen a través del tiempo y la buena educación proviene del hogar.

Cuestión de cultura

La educación es un valor que proviene de la familia. Es ella quien imparte los primeros conocimientos y modales que determinarán la conducta del individuo durante toda su vida. Los jóvenes que se han criado lejos de un entorno familiar, no tienen las mismas cualidades educativas que aquellos que se han formado en el seno de un hogar. Aquellos quienes han tenido el privilegio de crecer al lado de su familia completa, tienen valores que son importantes para el desarrollo de la sociedad. La familia como pilar de la sociedad es el valor fundamental para determinar una buena educación.

Sin embargo, los expertos concuerdan en que la buena educación no depende de las circunstancias o momento generacional que esté viviendo el individuo. Si bien es cierto que vivimos en un mundo globalizado, los niños deben adaptarse a distintas culturas y a los modales que definan la misma para establecer comunicación con otros individuos. Lo cierto es que la clave de la educación se encuentra en la niñez y determinará la actuación de cada individuo a lo largo de su vida. Podemos decir que la generación de hoy en día se encuentra mejor informada y esto le da cierta ventaja en su educación pero también destacamos los antivalores que se difunden.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *