Aunque no todas las personas conocen esta clase de propuesta, desde hace poco se ha puesto en marcha un sindicato inmobiliario en Barcelona, que por sus características incluido como parte de sus objetivos es velar por que los interesados en acceder a este tipo de servicio, pueden disfrutar de un alquiler a un precio justo, estable y asequible.

En ese sentido, es una búsqueda que se ha materializado a través de la forma de un sindicato gracias a un despacho abogados barcelona, con el ánimo de combatir los distintos abusos que se presentan en el sector inmobiliario y así poder lograr modificar parte de las leyes que regulan el arrendamiento.

Un sindicato en Barcelona para el sector inmobiliario

De acuerdo con lo que se indica el estudio, un grupo de vecinos de la ciudad de Barcelona han tomado la decisión de conformar un sindicato de inquilinos de su ciudad, para que de esta manera poder luchar ante la precariedad del alquiler, los abusos que se en el sector inmobiliario y por lo tanto reclamar que se consigue una nueva regulación.

El hombre que se ha asignado a esta propuesta es el de Sindicat de Llogateres, que en la actualidad ya ha conseguido obtener el apoyo de 16 entidades de Barcelona, demostrando que sí existe un interés por marcar justicia en el sector, destacando al respecto que son los precios excesivos de alquiler cada una de las consecuencias sociales que se desprende y de ello, el objetivo principal de esta organización.

Asimismo, los participantes de este sindicato inmobiliario en Barcelona, resaltar la mayor parte de los casos que esa desproporción absoluta que se presenta entre el salario y los precios del alquiler está haciendo una verdadera tortura para los vecinos y la explicación más directa para que se reunieron como grupo.

Un sector con gran incidencia social

Por supuesto, los voceros y participantes de esta organización están invitando a todos los interesados a que se unan a ella lo más pronto posible. Como dato que suele ser presentado para enganchar con esta idea, se suele indicar que los alquileres de Barcelona se han incrementado en al menos un 9% en promedio, ubicándola la media en €801 al mes por un piso pequeño. Además, los datos han demostrado que al menos 200,000 familias viven de alquiler en Barcelona, una razón más que suficiente para demostrar que la lucha por unos alquileres justos es necesaria.

Finalmente, se ha comentado que hasta la fecha existe la posibilidad de formar una huelga, pero siempre se tomarán decisiones con las que se pueda agotar todos los recursos para luchar contra cada una de las leyes que son ilegítimas desde la perspectiva de quien está alquilando un piso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *